domingo, 4 de enero de 2015

Otoño

Pasear por un bosque de castaños en otoño es una delicia. Este, que he fotografiado con mi móvil porque no llevaba  cámara, se encuentra en la serranía de Ronda, entre dos pequeños pueblos: Igualeja y Pujerra.
 Es una gran extensión de castaños. Los  árboles ya lucían una sinfonía de ocres inigualable, el suelo tapizado de hojas secas producía un sonido tan agradable al caminar que invitaba a aguzar el oído. Algunas débiles lluvias, caídas en los días previos a la visita a este bosque, hicieron surgir un manto de hierba verde, tan tierna y luminosa que te hacía sentir el prodigio de la naturaleza, la belleza que caduca y renace a cada instante,

                                               
                                                             Luces en el Bosque

                                                     
                                                         Bosque encantado

           
                    Cálida ventana                                     


                                                               Cúrcuma y azafrán


                                                                Camino otoñal


Empedrado de hojas


                                                                        Sendero


De colores... 

Árbol rojo


                                                                 Valle alto del Genal.


Viveza Otoñal


Sinfonía Dorada


Verde, que te quiero otoño

                                               
                                                           Bajo las hojas, mas hojas


Montes amarillos

miércoles, 9 de abril de 2014

La campiña está en su mejor momento...
Suaves llanuras tapizadas por un manto de color verde intenso, su belleza es efímera pero vuelve cada primavera.







sábado, 8 de marzo de 2014

Iris planifolia. Los lirios a comienzo de marzo proliferan en la Subbética cordobesa.




En marzo,   la Nava comienza  a transformarse con el verde...


sábado, 11 de enero de 2014

lunes, 23 de septiembre de 2013

GIRASOLES. Planta heliotrópica ( posee la cualidad de orientarse al sol)


 La disposición de sus semillas no es al azar. Sigue un patrón matemático, relacionado con el ángulo de Fibonacci, que deriva del número áureo.

  Los girasoles sólo miran al sol cuando son jóvenes.

 Una vez que crecen y maduran, se quedan en una posición fija, mirando hacia el Este, por donde sale el sol.

  Por la noche se inclinan  realizando movimientos al azar.

 Cuando amanece y sale el sol de nuevo, la flor se volverá a orientar hacia él, empezando el ciclo.

Girasoles entre olivos. Campiña de Córdoba.

. Los campos cuajados de amapolas son un castigo para el agricultor y un gozo para quien los comtempla.

Papaver rhoeas. Florecen de principio a final de la primavera. 
Las hojas son levemente venenosas para los animales herbívoros. 
La savia, pétalos y cápsulas contienen rhoeadina, un alcaloide de efectos ligeramente sedantes. A diferencia de Papaver somniferum (adormidera u opio) que contiene morfina.
 Las semillas son inofensivas y a menudo se utilizan como condimento y en bollería, mientras que los pétalos se usan para elaborar siropes y bebidas no alcohólicas.
  Las hojas verdes frescas (antes de la floración) pueden cocinarse y son muy apetecibles, con un sabor característico, perdiendo las propiedades venenosas al cocinarse, aunque con efectos sedantes por los alcaloides que contiene, por lo que su consumo como alimento ha venido decayendo en el sur de Europa
 Aparato reproductor de la amapola
 
 Esta flor tiene numerosos nombres comunes:  rosella, rosello, rosillas, yerba-viento. 

Nombre de la amapola en otros idiomas: Rosella (catalán). Papoula (gallego). Poppy ( inglés). klaproos (holandés). Pavot ( francés). Mohn ( Alemán.) Papoula (Portugués). Maк (ruso). Papaveris (latín). Papavero ( italiano). παπαρούνα (griego). 罂粟 (chino). Apiun (indonesio)